Mujeres en Pre - Post Menopausia - Ginefem

Durante la menopausia se produce un descenso brusco de la producción de estrógenos que, con frecuencia, se acompaña de:

  • Adelgazamiento de las paredes mucosas vaginales.
  • Atrofia vaginal.
  • Sequedad y falta de elasticidad vaginal y vulvar.

La atrofia vaginal, junto con la pérdida de lubricación, producen una sequedad y falta de elasticidad que dificultan intensamente las relaciones de pareja.
Hoy día, una mujer con menopausia a los 48-50 años es una mujer joven, poco dispuesta a renunciar a su vida de pareja, lo que es tan importante para ambos integrantes de la misma.
Por otra parte, y esto afecta a mujeres jóvenes y maduras, un porcentaje no despreciable de las mujeres presenta labios menores más largos y extensos de lo normal, quedando expuestos por fuera de los labios mayores. Esta situación puede acomplejar profundamente a la mujer y condicionar su seguridad cuando se enfrenta a una relación de pareja. Además, resulta bastante incómodo cuando se realizan actividades habituales como sentarse, correr, montar en bicicleta, usar bikini o cuando se viste pantalones estrechos.

¿Cómo afecta la menopausia a la vida sexual de la mujer?

Las paredes de la vagina se vuelven delgadas, poco elásticas y poco resistentes a traumas, lo que afecta a la vida sexual. Una terapia dirigida mínimamente invasiva y resolutiva se ha convertido en una necesidad en IML para nuestras pacientes.
Durante la fase de excitación se puede producir en la mujer una laxitud muscular con falta de tumescencia en los genitales externos y falta de lubricación vaginal con disminución de la sensibilidad propia y de la pareja. Aumentan también las posibilidades de que las relaciones sean dolorosas en la penetración y el riesgo de vulvovaginitis atrófica e incontinencia urinaria.
Las mujeres en periodo de pre o post menopausia conocen bien los problemas debidos a su envejecimiento genital y cada vez consultan más con su ginecólogo para poder mantener una sexualidad normalmente activa.
El tratamiento se debe realizar como mantenimiento cada dos años.
Durante la menopausia es cuando más demanda existe de los tratamientos correctivos-reconstructivos, ya que existe una estrecha relación entre el resultado estético y la mejora de la funcionalidad tan importante para el bienestar en la vida de la mujer.

Rejuvenecimiento Vaginal con Láser (LVR®) mejora eficazmente el tono muscular vaginal, su fuerza y control. También disminuye el diámetro interno y externo de la vagina, remueve el exceso de mucosa vaginal y refuerza el cuerpo perineal (vea la ilustración). En el relajamiento vaginal, los músculos están relajados y carecen de elasticidad, fuerza y control. Los diámetros interno y externo aumentan. Los músculos del perineo son débiles y no tienen suficiente soporte. Bajo estas circunstancias, la vagina ya no se encuentra en su estado fisiológico óptimo. Como resultado, se reduce el aspecto sensual del placer sexual femenino. El LVR® fue diseñado para mejorar la satisfacción sexual de las mujeres que, por cualquier motivo, carecen de la integridad estructural óptima de su vagina.

Las pacientes que sufren de pérdida involuntaria de orina al toser, estornudar, reír, hacer ejercicio o al tener relaciones sexuales, pueden corregir su incontinencia urinaria y al mismo tiempo mejorar su placer sexual.

Nadie quiere envejecer ni perder el funcionamiento óptimo en ninguna parte de su cuerpo, y esto incluye las estructuras vaginales y vulvares. La LVR® tiene la solución. Hemos visto que muchos problemas vaginales y vulvares respecto a los que están preocupadas las mujeres pueden ser resueltos con la reconstrucción vaginal láser.
Nuestro objetivo es brindarles a las mujeres educación, alternativas y poder de elección. Alentamos a nuestras pacientes a participar en su atención médica y diseño quirúrgico.
Para cualquier otra información, no deje de contactar con nosotros e igualmente le despejaremos todas sus dudas.