¿Quieres volver a disfrutar de tus relaciones sexuales?

El tratamiento vaginal mediante Radiofrecuencia Exilis 360 combinado con ultrasonido es una terapia de última generación, no invasiva, sin cirugía, sin ingreso, sin dolor y sin necesidad de recuperación posterior. En 2-3 sesiones de 8 minutos cada una permite la recuperación del tono y la sensibilidad vaginal, que con los años y con los partos se ha producido en las paredes de la vagina.

Este tratamiento también permite tratar la atrofia vaginal producida por la falta de estrógenos que se desarrolla tras la menopausia, o por otros problemas médicos, recuperando el grosor de las paredes vaginales mediante la formación de colágeno y mejorando las molestias vaginales durante las relaciones sexuales sin necesidad de la administración de estrógenos.

Si quieres volver a disfrutar de tus relaciones sexuales, pide cita a través de formulario web o llamando al 922 241 598.

¿Tienes alguna duda o quieres ampliar información?
¡Contáctanos!

Más información

Este tratamiento combina la radiofrecuencia y el ultrasonido para tersar la piel y tratar las partes del cuerpo que preocupan a nuestros pacientes pacientes.

Es el tratamiento con radiofrecuencia más rápido del mercado – sólo se necesitan 8 minutos para cada tratamiento intravaginal.
Puesto que el calentamiento se efectúa a una temperatura inferior en comparación con el láser ablativo, no existe riesgo de infección o secreciones.

El tratamiento se realiza de forma ambulatoria y no es necesario administrar ningún anestésico previo ni posterior…

  • En primer lugar, en función de la forma y el tamaño del conducto vaginal de la paciente, se elige el tamaño del puntal del aplicador adecuado.
  • A continuación, el puntal desechable de 360° se introduce en el introito del conducto vaginal y se mueve a lo largo del conducto utilizando un movimiento lento repetitivo hacia adelante (hacia el cuello uterino) y hacia atrás (hacia el introito).
  • El objetivo consiste en elevar la temperatura del tejido tratado a más de 40°C, así aumenta la circulación sanguínea y la percusión en el tejido.

Durante el tratamiento, la paciente notará una agradable sensación de calor y después es posible que se produzca un ligero enrojecimiento e hinchazón en la zona tratada, que suele desaparecer en unas horas.

Por lo general con 2 o 3 sesiones, separadas cada una de ella de 1 a 4 semanas es suficiente, notándose desde la primera sesión una mejoría en la laxitud vaginal. Es recomendable realizar 1 sesión anual de mantenimiento.

  • Relleno de labios mayores.
  • Reafirmación de labios menores.
  • Cierre de introito (apertura vaginal).
  • Tensado del canal vagina.
  • Tensado del perin.
  • Aumento del flujo sanguíneo al clítoris.
  • Aumento de la sensibilidad del orgasmo vaginal y clitoriano.
  • Tratamiento del dolor con las relaciones sexuales.
  • Remodelado de las adherencias subcutáneas y fibrosis secundarias a episiotomía durante el parto.
  • Mejora y corrección en la incontinencia de esfuerzo leve y moderada.

Contacta con nosotros

    Deseo recibir información sobre las novedades y promociones de GINEFEM SALUD, S.L.P