Pack tercer trimestre de embarazo

Pack tercer trimestre de embarazo

El cuidado prenatal es una parte importante de un embarazo saludable, especialmente a medida que se acerca la fecha del parto. Por ello, en Ginefem disponemos de nuestro PACK TERCER TRIMESTRE: PREPARACIÓN PARA EL PARTO.  Te acompañamos, guiamos y asesoramos en la última etapa de tu embarazo para conocer que todo marcha correctamente y que estés preparada cuando llegue el momento de dar a luz.

El pack incluye:

💠 Control Prenatal.  Durante esta etapa, mantenemos una vigilancia del bebé para saber cuál es su peso y desarrollo, el estado de la placenta y de la cantidad de líquido amniótico. Además del estado físico de la madre, en especial la tensión arterial.

 

​💠 Tratamiento Nutricional Personalizado. Las necesidades nutricionales para permitir el adecuado crecimiento y desarrollo del feto y del bebé recién nacido son mayores. Por ello,  en Ginefem adecuamos la alimentación a las necesidades del paciente en la última etapa del embarazo.​​

 

💠 Además disponemos de asesoría de apoyo en la lactancia y cuidado de tu futuro bebé. ​

 

Pide ya tu cita llamándonos al 922 241 598 o a través de este formulario.

¿Tienes alguna duda o quieres ampliar información?
¡Contáctanos!

Más información

En el último trimestre del embarazo se realiza la llamada analítica del tercer trimestre que incluye los controles habituales de bioquímica y hematología, serología de hepatitis y toxoplasmosis (si no había defensas) y también la analítica de coagulación.

Esta analítica permite detectar la presencia de infecciones, como la hepatitis y el VIH, además de comprobar si existe anemia, la cual es bastante común en esta etapa de la gestación y para la que se suele indicar tomar un suplemento de hierro.

Hay que esperar hasta la semana 34 para realizar la denominada ecografía de nacimiento, en la que se evalúa cómo se coloca el feto, si su crecimiento es el adecuado y se realiza un estudio del líquido amniótico y de la placenta.

En la semana 36 se lleva a cabo un cultivo vaginal para detectar la posible presencia del estreptococo agalactiae, un germen que puede producir infección al bebé. En caso de estar presente, se le administrarán antibióticos a la madre durante el parto.

En esta fase, la cercanía del parto despierta nuevos miedos y aparecen molestias derivadas del volumen del vientre que hacen difícil el descanso de la futura madre.

Durante el tercer y último trimestre continuarán algunas de las molestias propias del segundo trimestre continuarán. Además, muchas mujeres sienten dificultad para respirar y necesitan ir al baño con mayor frecuencia, porque el bebé está creciendo cada vez ejerce más presión sobre los órganos.

Entre los cambios corporales que notarás en el tercer trimestre se incluyen:

  • Falta de aire
  • Acidez
  • Inflamación en los tobillos, dedos y rostro.
  • Hemorroides
  • Sensibilidad en los senos, pudiendo llegar a secretar una sustancia acuosa que es el líquido precursor de la leche llamado calostro
  • Ombligo abultado
  • Dificultades para conciliar el sueño
  • El desplazamiento del bebé hacia la parte inferior de tu abdomen
  • Contracciones que puede indicar un trabajo de parto real o una falsa alarma

A medida que se aproxima más la fecha de parto, el cuello uterino se vuelve más delgado y suave, proceso que se conoce como borramiento, el cual ayuda a que el canal de parto se abra durante el trabajo de parto. El médico controlará el progreso con un examen vaginal a medida que se aproxima la fecha estipulada de parto.

Contacta con nosotros

    Deseo recibir información sobre las novedades y promociones de GINEFEM SALUD, S.L.P