17 Ene 2019

Recomendaciones para evitar las infecciones urinarias en la menopausia

[contact-form-7 404 "No encontrado"]

A partir de los 50 años casi el 10% de las mujeres sufren infecciones de orina de manera recurrente, lo que ocasionar un gran impacto en su rutina diaria y en su calidad de vida. En determinados casos, los síntomas llegan incluso a ocasiones absentismo laboral.

Los ginecólogos de nuestra clínica recomiendan seguir estas pautas para evitar infecciones urinarias de manera frecuente:

  • Mantener unos buenos cuidados de higiene íntima
  • Beber mucho líquido para orinar con frecuencia
  • Orinar antes y después de las relaciones sexuales
  • Evitar lavar el interior de la vagina o poner espermicidas
  • Utilizar ropa interior de algodón
  • No abusar de los geles íntimos

¿Cuándo acudir al ginecólogo por una infección de orina?

Ante una infección de orina muchas pacientes no acuden al ginecólogo a tiempo lo que complica la infección y el tratamiento. Por ello, aconsejan acudir ante la presencia de los primeros síntomas como son picazón, dolor al orinar, enrojecimiento o necesidad urgente de orinar.

¿Cuándo se consideran infecciones urinarias recurrentes?

Las infecciones urinarias recurrentes o de repetición son aquellas que se producen tres o más veces cada año. También hace referencia a aquellas mujeres que presentan dos infecciones de orina en solo seis meses.

La causa del aumento de las infecciones de orina en la menopausia

Muchas mujeres llegan a la consulta preguntando por qué se produce este aumento de las infecciones de orina durante la menopausia, ya que anteriormente no las sufrían.

Esto se debe a que durante esta fase de la vida de la mujer hay una caída de los niveles de hormonas por lo que se produce un desequilibrio en la flora vaginal. Este desequilibrio fomenta la colonización por gérmenes intestinales, como la bacteria Escherichia coli.

Los gérmenes van a colonizar la zona uretral desde donde acceden a la vejiga. Allí se reproducen y multiplican provocando este aumento de la frecuencia de las infecciones urinarias.

¿Cómo acabar con las infecciones de orina recurrentes?

Para confirmar la infección de orina se debe realizar un análisis de orina y una exploración ginecológica. Tras el diagnóstico el ginecólogo pautará un tratamiento farmacológico con el que se restaure el pH normal de la flora vaginal y se evita la colonización de dichos gérmenes.

Si los síntomas no cesan o las infecciones son muy frecuentes se puede realizar un tratamiento láser. De esta forma se revierte la sequedad y la atrofia vaginal, se corrigen las pérdidas involuntarias de orina y el prolapso genital leve. Así se controlan los factores que aumentan el riesgo de sufrir estas infecciones urinarias recurrentes.

 

    Área de consulta



    Acepto la Política de privacidad

    Escribir un comentario