Revisión ginecológica integral

Las revisiones ginecológicas se deben realizar cada año para poder prevenir y diagnosticar a tiempo patologías, inflamaciones, infecciones… Pero, además, en la consulta la mujer puede resolver todas las dudas que tenga sobre planificación familiar, métodos anticonceptivos, ETS, anomalías, dolores y mucho más.

Si aún no has realizado tu revisión ginecológica este año, en Ginefem ponemos a tu disposición la revisión ginecológica integral, que incluye consulta, ecografía ginecológica y citología. Pide cita en el 922 241 598 o a través de este formulario.

REVISIÓN GINECOLÓGICA INTEGRAL
¡Contáctanos!

Equipo especializado en el área de la consulta ginecológica y obstetra

En Ginefem contamos con un equipo, entre el que se encuentra la Dra. Hortensia García Robayna, especializado en la consulta, revisión y cirugía ginecológica.

En nuestra clínica realizamos todas las pruebas necesarias para la prevención y diagnóstico precoz de toda la patología ginecológica. Además, contamos con los tratamientos necesarios para miomas, quistes de ovario…

En cuanto a las mujeres embarazadas, realizamos ecografías tanto en los embarazos de alto como de bajo riesgo.

Más información

En estas consultas se realiza una revisión completa de todos los órganos femeninos para comprobar si están sanos. Para ello se exploran las mamas, la vulva, la vagina y el cuello del útero.

Además, realizamos una ecografía para valorar el útero, el endometrio y los ovarios.

Las revisiones deben comenzar cuando se inicien las relaciones sexuales o cuando considere que va a empezar a mantener relaciones sexuales. En la consulta se realizará la revisión rutinaria, además de dar información con consejos anticonceptivos.

También debe acudir la mujer joven cuando sienta que las menstruaciones son irregulares o dolorosas.

Las menstruaciones son dolorosas aproximadamente en el 65% de las mujeres jóvenes. Esto se conoce como dismenorrea, es decir, se trata de un dolor en la zona baja del vientre que puede ser intenso e intermitente.

El dolor se produce por contracciones uterinas producidas por una sustancia llamada Prostaglandinas, que son producidas por el endometrio y son las causantes del dolor. Por lo general, el dolor comienza antes de la menstruación y dura las primeras 24 horas. En la mayoría de los casos cede con tratamientos antinflamatorios.

También existe la dismenorrea secundaria que puede ser por otra causa como endometriosis o enfermedades pélvicas, entre otras, y el tratamiento va dirigido a tratar directamente la causa del dolor.

El mioma es el tumor benigno más frecuente en la mujer. De hecho, se estima que un 70% de las mujeres hasta los 50 años pueden desarrollarlos. En la mayoría de los casos son asintomáticos por lo que sólo se pueden observar en una ecografía y otros producen síntomas, siendo el más frecuente el sangrado vaginal abundante, dolor pélvico, dismenorrea y problemas reproductivos.

El mioma es un crecimiento anormal de un área de la musculatura uterina llamada miometrio.

Las menstruaciones son dolorosas aproximadamente en el 65% de las mujeres jóvenes. Esto se conoce como dismenorrea, es decir, se trata de un dolor en la zona baja del vientre que puede ser intenso e intermitente.

El dolor se produce por contracciones uterinas producidas por una sustancia llamada Prostaglandinas, que son producidas por el endometrio y son las causantes del dolor. Por lo general, el dolor comienza antes de la menstruación y dura las primeras 24 horas. En la mayoría de los casos cede con tratamientos antinflamatorios.

También existe la dismenorrea secundaria que puede ser por otra causa como endometriosis o enfermedades pélvicas, entre otras, y el tratamiento va dirigido a tratar directamente la causa del dolor.

No hay un método anticonceptivo mejor que otro. Al llegar la paciente a la consulta se hace un consejo anticonceptivo, que consiste en dar una información a la paciente equilibrada y veraz. Se le explican todos los métodos que existen y para que pueda elegir el más adecuado a sus necesidades y que le proporcione más seguridad y más comodidad.

Además, el método anticonceptivo también puede obtener beneficios adicionales a la anticoncepción.

Constituye un problema importante para la mujer, para la sociedad y para los sistemas de salud por la sintomatología que produce.

La endometriosis consiste en un crecimiento en zonas distintas a la habitual del tejido endometrial (la capa interna del útero). Este tejido puede crecer en los ovarios formando quistes o endometriomas, en el recto, en el sigma, en los pulmones, en la musculatura e incluso, en el tejido nervioso.

Pueden alterar la vida sexual, social y reproductiva de la mujer. Su síntoma más frecuente es el dolor pélvico, la dismenorrea durante y al final de la menstruación, la dispareunia o dolor con las relaciones sexuales, molestias intermenstruales y esterilidad.

Ocurre en edad reproductiva, y en ocasiones puede manifestarse como un dolor intenso hacia la zona lumbosacra y/o hacia la zona del ano.

Contacta con nosotros

    Deseo recibir información sobre las novedades y promociones de GINEFEM SALUD, S.L.P