¿Cómo debes adaptar tu dieta durante la menopausia?

17 Feb 2020

¿Cómo debes adaptar tu dieta durante la menopausia?

    Área de consulta



    Acepto la Política de privacidad

    La menopausia es una etapa de transición en la que se produce una serie de cambios en el organismo de la mujer. Es el cese de la menstruación (disminuye la producción de hormonas femeninas y se pierde la función ovárica) y el inicio de otra fase en la vida, el climaterio. Ésta se produce entre los 40 y 50 años. 

    Efectos de la menopausia 

    En esta fase se producen cambios metabólicos y consigo una serie de efectos secundarios en la mujer produciendo: 

    • Insomnio. 
    • Aumento de peso, llegando incluso a sufrir de obesidad. 
    • Se acumula grasa en el abdomen y la cadera. 
    • Osteoporosis. 
    • Falta de energía. 

    Por eso es tan importante tener una vida saludable, vigilando los alimentos que consumimos junto a una práctica de actividad física moderada. Es recomendable tener una alimentación adaptada a cada caso para disminuir los efectos de la menopausia.   

    Recomendaciones alimenticias en la menopausia 

    La mejor dieta encaminada a frenar los posibles trastornos en esta etapa es: 

    • Una dieta baja en sodio y colesterol que, debido a la disminución de los estrógenos, comienza a subir la presión arterial y a aumentar el colesterol en sangre. 
    • Consume en mayor medida todos aquellos productos lácteos ricos en calcio o desnatados para evitar la osteoporosis. 
    • Alimentos diuréticos como pueden ser la sandía, calabaza, fresas, avena, calabacín, etc. Además de añadir tipos de infusiones que benefician a la salud como la de frutos rojos o la de cola de caballo. 
    • Evita el consumo de alimentos o bebidas con altos niveles en grasas, sobre todo, las saturadas y azúcares simples (bollería industrial, refresco, alcohol, etc.). 
    • Consume carne y pescados bajo en grasas (pescado azul con contenido en omega-3). 
    • Cocina en vapor, cocción, a la plancha o al horno que es más sano por su escasa cantidad en grasa. Elude de cocinar fritos, empanados y rebozados que añaden más valor calórico y en grasas a la comida. 
    • Añade a la dieta, productos ricos en hidratos de carbonos y fibra (cereales integrales, verduras, arroz integral, etc.)
    • Consume dos litros de agua diario. Además de verduras y frutas con alto contenido en agua, ya que es imprescindible en la fase de deshidratación de piel durante esta etapa. 
    • Alimentos ricos en soja para apaciguar los trastornos de sudoración o sofocos 

    Además de la dieta recomendada, ¿qué cambios debo incluir en mi día a día?  

    Esta alimentación debe estar acompañada por una vida sana, es decir: 

    • Realizar ejercicio físico diario durante una hora, ya que ayuda a reducir la probabilidad de sufrir osteoporosis y ayuda mantener el estado físico correctamente. 
    • Evita el tabaco porque facilita la disminución de la masa ósea, afecta a los ovarios y puede adelantar los procesos menopáusicos al verse alterado el sistema nervioso central 
    • Reduce al mínimo el consumo de alcohol.  
    • Toma el sol un mínimo 20 minutos al día, la vitamina D procedente de los rayos solares es muy positiva para la piel y asimila de manera adecuada el calcio consumido.  

     

      Área de consulta



      Acepto la Política de privacidad

       

      Escribir un comentario