Cómo afecta el Crossfit a nuestro suelo pélvico ¿es realmente perjudicial?

16 Nov 2021

Cómo afecta el Crossfit a nuestro suelo pélvico ¿es realmente perjudicial?

Seguro que has escuchado hablar del crossfit o conoces a alguien que lo haya probado o, incluso, lo practique a menudo. Y es que, este deporte se ha convertido en toda una tendencia fitness de los últimos tiempos. Sin embargo, a la hora de realizarlo es importante saber practicarlo correctamente para evitar lesiones y, en muchos casos, evitar debilitar el suelo pélvico. 

 Si bien es cierto que cualquier aumento importante en la presión abdominal puede causar escapes de orina en una mujer con un suelo pélvico débil o con insuficiencia del esfínter, y al realizar un ejercicio de alto impacto, con una gran cantidad de repeticiones y realizado en alta intensidad, aumenta potencialmente la probabilidad de dañar el suelo pélvico. 

 

¿Qué ocurre si se debilita el suelo pélvico? 

 Si el suelo pélvico pierde firmeza, es decir, si se debilita, esto puede provocar problemas de incontinencia urinaria (pérdidas de orina), prolapsos o caída de la matriz, vejiga o del recto, además de disfunciones sexuales. En este último caso, los hombres pueden llegar a ver reducida la fuerza de sus erecciones y las mujeres pueden experimentar dolor durante el coito o disminuir su sensibilidad sexual. 

 ¿Qué más factores causan debilitamiento del suelo pélvico? 

  •  Deporte de impacto y/o que requiera aumento de presión: running, jumping, halterofilia, crossfit. 
  •  Embarazo y parto: Cuando la mujer está embarazada, la presión intrabdominal aumenta a medida que el bebé aumenta de peso y tamaño, y así, el suelo pélvico debe realizar un esfuerzo mucho mayor. El riesgo de lesionar esta musculatura es mayor si se trata de niños de elevado peso al nacer o son partos prolongados, si ocurren desgarros durante el parto o si existe una recuperación postparto insuficiente o mal dirigida.
  • Cambios hormonales de la menopausia, perdiendo flexibilidad esta zona.
  • La tos o catarros crónicos. 
  • Estreñimiento crónico.
  • El tabaquismo y la obesidad también afectan negativamente a los músculos del suelo pélvico.
  • Es importante evitar retener mucho tiempo la orina y no debemos empujar con fuerza a la hora de vaciar la vejiga. 

 

ACTIVIDADES SALUDABLES PARA REFORZAR EL SUELO PÉLVICO 

1.La natación no es un deporte de impacto y su práctica regular contribuye a controlar el peso, lo que favorece, de forma indirecta, el buen estado del suelo pélvico. .

2.Yoga. La práctica de las posturas de yoga (asanas) y la respiración diafragmática produce tres efectos beneficiosos para el suelo pélvico: 

  • Reduce la presión en el abdomen. 
  • Produce una contracción adecuada de la pared abdominal. 
  • Tonifica la musculatura perineal.  

3. Pilates. Si realizamos correctamente el método Pilates notaremos una mejora en el suelo pélvico. Eso sí, es muy importante aprender correctamente los ejercicios y las técnicas de respiración, siempre bajo la supervisión de personal especializado. 

Con el método Pilates se realizan los llamados abdominales hipopresivos, con los cuales se consigue tonificar la musculatura el suelo pélvico, además de los abdominales y de los estabilizadores de la columna. 

 

La silla BTL Emsella, una forma de fortalecer el suelo pélvico sin esfuerzo 

Para fortalecer el suelo pélvico, habrás oído hablar de una serie de ejercicios como los ejercicios Kegel, los abdominales hipopresivos, la reeducación postural para evitar presiones en suelo pélvico y ejercicios para fortalecer el transverso abdominal, porque el suelo pélvico funciona de forma coordinada y compensada con el Core. 

Sin embargo, existe una forma de fortalecer el suelo pélvico más rápida y sencilla, sin necesidad de hacer esfuerzo. Se trata de la silla BTL Emsella, la primera silla automática para fortalecer el suelo pélvico. 

Este tratamiento innovador contribuye a corregir las pérdidas de orina, además de prevenir los prolapsos de matriz, vejiga y recto. La silla BTL Emsella tonifica las paredes vaginales, trata el dolor genital y mejora la calidad de las relaciones sexuales. Este tratamiento está indicado también para los hombres que tienen problemas de impotencia, erecciones débiles e incontinencia urinaria. 

La Silla BTL Emsella utiliza una tecnología electromagnética de alta frecuencia que estimula todos los músculos del suelo pélvico, provocando miles de contracciones supramáximas de la zona urogenital y la vejiga. De esta forma, logra restaurar el control neuromuscular de esos músculos. 

La paciente solo tiene que sentarse vestida en la silla BTL Emsella durante la media hora que dura la sesión. Notará un hormigueo y contracciones de los músculos del suelo pélvico. 

Los estudios revelan que el 95% de las mujeres tratadas con esta tecnología se sienten satisfechas porque han visto cómo ha mejorado su suelo pélvico. Y es que los resultados se aprecian desde la primera sesión, aunque serán más visibles a medida que vaya avanzando en el tratamiento. 

Si te gustaría probar el tratamiento o adquirir más información, en Ginefem disponemos de la Silla BTL Emsella. ¡Llámanos! Te ayudaremos a recuperar tu calidad de vida. 

Escribir un comentario