21 Jun 2018

Las cuatro causas de la incontinencia urinaria en mujeres

[contact-form-7 404 "No encontrado"]

La incontinencia urinaria se refiere a aquella pérdida involuntaria de orina que pueden sufrir tanto hombres como mujeres. Si bien hay personas que tienen pérdidas ligeras, en otros casos necesitan utilizar empapadores o compresas.

Aunque no se considera la incontinencia urinaria como una enfermedad grave, es cierto que tiene un impacto negativo en la calidad de vida de quien lo sufre. De hecho, algunos estudios hablan de un alto porcentaje de depresión o ansiedad en personas que sufren pérdidas de orina en su día a día.

¿Por qué las mujeres sufren incontinencia urinaria?

Este es uno de los trastornos que está directamente relacionado con el suelo pélvico, es decir, con la estructura que sirve de apoyo a la vejiga, el útero y también a una parte del intestino. Si esta estructura no está fuerte, la paciente comenzará a sufrir determinadas patologías ginecológicas, incontinencia urinaria, de heces…

Por lo general, es más frecuente en mujeres mayores. Según datos de la Asociación Española de Urología, en España tres millones de mujeres sufren incontinencia urinaria.

Las causas de la incontinencia urinaria femenina

Hay una gran número de factores que se relacionan directamente con la incontinencia urinaria. En esta ocasión las agruparemos en cuatro bloques:

  • Debilidad de la estructura del suelo pélvico encargada de sostener la vejiga. Esto hace que se produzca un descenso de los diferentes órganos y se originen pérdidas de orina por esfuerzo (toser, estornudar, hacer ejercicio…)
  • Lesiones del esfínter uretral (lesiones del esfínter externo o interno por una relajación incorrecta)
  • Enfermedades neurológicas, como ictus, demencias…
  • Infecciones puntuales pueden provocar incontinencia urinaria temporal (infecciones urinarias, tumores…)

También pueden producirse pérdidas de orina puntuales como consecuencia de los efectos secundarios de determinados fármacos. La obesidad, la vida sedentaria o los partos vaginales son otros factores de riesgo.

El tratamiento para acabar con la incontinencia urinaria

Reconocer que sufre pérdidas de orina sigue siendo tabú para muchas mujeres. Sin embargo, para recuperar la calidad de vida es necesario acudir al médico, acabar con la vergüenza y encontrar tratamientos idóneos.

Cuando la paciente tan sólo presenta urgencias urinarias (necesidad repentina y urgente de orinar) será necesario reforzar el suelo pélvico mediante rehabilitación y combinarlo con medicación. En otros casos, como las incontinencias de esfuerzo, será necesario realizar una cirugía.

Con el paso de los años la tecnología que se requiere para tratar la incontinencia urinaria ha avanzado. Actualmente, en Ginefem contamos con el último tratamiento láser, que permite realizar el tratamiento en sólo 10 minutos y sin cirugía.

¿Se puede prevenir la incontinencia urinaria?

Los especialistas hacen las siguientes recomendaciones para prevenir la incontinencia urinaria:

–       Realizar los ejercicios de Kegel para fortalecer el suelo pélvico.

–       Evitar consumir cafeína o alcohol, ya que estimulan la vejiga.

–       Evitar el estreñimiento y la obesidad

–       No forzar el orinar porque daña los músculos del suelo pélvico.

 

    Área de consulta



    Acepto la Política de privacidad

    Escribir un comentario