La importancia de la ecografía de la semana 10 y 20 del embarazo

28 Dic 2018

La importancia de la ecografía de la semana 10 y 20 del embarazo

[contact-form-7 404 "No encontrado"]

Las ecografías de la primera etapa del embarazo son las más importantes para determinar que la gestación avanza correctamente. Entre las pruebas ecográficas que se deben realizar destacan la de la semana 10 y la de la semana 20. Ambas se realizan con una finalidad muy concreta y son fundamentales.

Con la ecografía del primer trimestre el ginecólogo va a comprobar que el embrión está implantado de forma adecuada en el útero. Además, se observará cuántos embriones hay y se podrá establecer la edad gestacional, es decir, de cuánto tiempo está embarazada.

La importancia de esta prueba radica en que, gracias a la tecnología empleada, permite detectar hasta el 70% de las malformaciones que aparecen en el feto durante el embarazo.

¿Y por qué es importante la ecografía de la semana 20?

Esta ecografía, que se realiza en el segundo trimestre, es imprescindible. En este momento se va a analizar el bienestar fetal. Además, permite diagnosticar el 85% de las malformaciones estructurales o morfológicas que sufra el feto.

También detecta lesiones incompatibles con la vida o lesiones que se puedan tratar intrauterinamente o desde que nazca el bebé.

¿En qué semana se deben realizar estas ecografías?

La primera ecografía se puede realizar entre las semanas 11 y 13, mientras que la segunda se recomienda que se realice entre las semanas 18 y 20 del embarazo.

En la del primer trimestre se debe realizar en esas semanas debido al desarrollo anatómico del feto. En el caso de la segunda se establecen esas semanas porque hay una mejor visualización de las anomalías fetales.

Además, hay que apuntar que la legislación permite la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 22, por lo que en caso de detectar malformaciones los padres tendrán tiempo para plantearse su decisión.

Qué hacer antes de las ecografías

En ambos casos hay que:

  • Acudir tras haber comido, ya sea el desayuno o el almuerzo así se pueden detectar mejor las alteraciones y realizar las mediciones
  • No aplicar cremas ni aceites en los días previos para ver las imágenes con claridad.

    Área de consulta



    Acepto la Política de privacidad

    Escribir un comentario