¿Sufres pérdidas de orina desde el parto?

perdidas_de_orina_incontinencia_urinaria_despues_del_parto_recuperar_suelo_pelvico_con_silla_BTL_Emsella_en_Ginefem_Tenerife
22 Jun 2020

¿Sufres pérdidas de orina desde el parto?

    Área de consulta



    Acepto la Política de privacidad

    Uno de los principales motivos de consulta en el postparto es la incontinencia urinaria, es decir, la pérdida involuntaria de orina. Este es uno de los trastornos relacionados con el suelo pélvico, que es el conjunto de músculos y ligamentos que se encuentran en la base de la pelvis y que sirven de apoyo a la vejiga, una parte del intestino y el útero.

     

    Debilitamiento del suelo pélvico durante el embarazo

    Durante el embarazo, la musculatura del periné de la mujer está sometida a un considerable peso, lo que debilita el suelo pélvico. A esto se suma el efecto que tiene la hormona relaxina sobre el suelo pélvico, haciéndolo inestable, pero ésta es necesaria para la movilidad de la pelvis durante el parto.  

    Además, el suelo pélvico se puede ver aún más afectado si en el parto vaginal se utiliza cualquier instrumental, expulsivo prolongada, la epidural o se realiza alguna maniobra hiperpresiva o lesiva como la episiotomía. 

    Incontinencia urinaria en el postparto

    Por todo ello, el suelo pélvico se encuentra debilitado después del parto, lo que puede provocar incontinencia urinaria de dos tipos. 

    1. La incontinencia de urgencia o urgencia urinaria. La mujer siente la necesidad repentina e imperiosa de orinar porque si no se escapa. Esta sensación se debe a la hiperactividad de los músculos de la vejiga, que se contraen con mucha frecuencia, aunque también puede tener un origen neurológico. 
    2. La incontinencia de esfuerzo es la pérdida de orina cuando realizas algún esfuerzo, como toser, levantar peso, reírse, practicar ejercicio de impacto, etc. 

     

    Tratamiento de la incontinencia urinaria postparto: la silla BTL Emsella

    Para recuperar el suelo pélvico después del parto, es necesario fortalecerlo. Para ello, existen diferentes tratamientos, con o sin cirugía. 

    En Ginefem contamos con un equipo médico dirigido por el Dr. Francisco Montes de Oca, especializado en la prevención, diagnóstico y tratamiento de las patologías genito urinarias, como la incontinencia urinaria. 

    Uno de nuestros tratamientos sin cirugía para corregir las pérdidas de orina es la Silla BTL Emsella, la primera silla automática para fortalecer el suelo pélvico. 

     

    ¿Para qué sirve la silla BTL Emsella?

    La Silla BTL Emsella ayuda a recuperar el suelo pélvico tras el parto, prevenir el descenso de la vejiga, el útero o el recto, e incluso trata el dolor genital y mejora la calidad de las relaciones sexuales.  

    Este tratamiento innovador, además de corregir la incontinencia urinaria, evita los prolapsos genitales y tonifica las paredes vaginales, sin necesidad de realizar ningún esfuerzo. 

    Cómo funciona la silla BTL Emsella

    La Silla BTL Emsella utiliza una tecnología electromagnética de alta frecuencia que estimula todos los músculos del suelo pélvico, provocando miles de contracciones supramáximas de los músculos del suelo pélvico, zona urogenital y la vejiga. De esta forma, logra restaurar el control neuromuscular de esos músculos. 

    La paciente solo tiene que sentarse vestida en esta silla automática durante la media hora que dura la sesión. Solo se nota un hormigueo y contracciones de los músculos del suelo pélvico. 

    En este vídeo te mostramos con detalle cómo funciona la silla BTL Emsella.

    Este tratamiento también está indicado para los hombres que tengan problemas de incontinencia urinaria, impotencia y erecciones débiles. 

    Los estudios revelan que el 95% de las mujeres tratadas con esta tecnología se sienten satisfechas porque han visto cómo ha mejorado su suelo pélvico. Desde la primera sesión la paciente notará mejoras, aunque serán más visibles a medida que vaya avanzando en el tratamiento.

      Área de consulta



      Acepto la Política de privacidad

      Escribir un comentario