Coronavirus: dar a luz durante el estado de alarma sanitaria

dar a luz aislamiento
13 Abr 2020

Coronavirus: dar a luz durante el estado de alarma sanitaria

    Área de consulta



    Acepto la Política de privacidad

    Tener miedos y dudas durante el embarazo es algo habitual: ¿cómo será el parto? ¿será doloroso? ¿tendrá complicaciones? ¿nacerá el bebé sano? Pero este temor ha aumentado aún más desde que se ha añadido una nueva preocupación: el Coronavirus. Aquí te mostramos todo lo que necesitarás saber si vas a dar a luz durante el estado de alarma sanitaria. 

     ¿Cómo dar a luz durante el estado de alarma sanitaria? 

    Actualmente cada hospital ha establecido una serie de medidas para atender a las  embarazadas que vayan a dar a luz durante el estado de alarma sanitaria. Todas ellas se adaptan a las recomendaciones establecidas por el Ministerio de Sanidad. A continuación te indicamos algunas de ellas: 

    • No hay ninguna evidencia científica que indique que no se puede dar a luz por vía vaginal, ni que sea más seguro tener un parto por cesárea, por lo que su plan de parto debe seguir su curso en la medida de lo posible. 
    • El método de nacimiento debe individualizarse en función de las indicaciones obstétricas y preferencias de la mujer. 
    •  La enfermedad COVID-19 no es una indicación de finalización inmediata de la gestación si la madre no presenta criterios de gravedad. Por tanto, el momento del parto se individualizará según el estado de la madre, las semanas de embarazo y las condiciones obstétricas.  
    • En caso de contagio, si la afección es grave se optará por una cesárea de igual forma que se haría si presenta otras patologías que requieran finalizar la gestación de forma inmediata. 
    • Si no hay contraindicaciones añadidas se puede administrar una analgesia epidural. Pero no se recomiendan las técnicas de analgesia respiratoria (óxido nitroso) por el elevado riesgo de diseminación del virus. 
    • Durante el proceso del parto solo podrá tener un acompañante. No debe haber familiares en las salas de espera y quedan prohibidas las visitas. Para mantener el contacto se permite el uso de la telefonía móvil. 

    ¿Y si estoy en aislamiento y se desencadena mi parto? 

    A todas las gestantes se les aconseja acudir al hospital en vehículo propio. En caso de no disponer de vehículo propio debe contactar con el 112 y gestionar la forma de transporte. 

    A aquellas mujeres confirmadas o con sospecha de contagio que se pongan de parto se les recomienda ir a una unidad de obstetricia donde se puede hacer un seguimiento y se controle el bienestar tanto de la madre como del bebé. Debes avisar a tu llegada de que tienes síntomas respiratorios y una posible enfermedad COVID-19. Es muy importante llevar puesta una mascarilla, por lo que si no dispones de ninguna se te facilitará una quirúrgica. 

    Aunque de momento no se ha demostrado que el virus se transmita durante el embarazo, en caso de madres con COVID-19 se le realizará la prueba de contagio también al recién nacido. 

    ¿Podré hacer contacto piel con piel? 

    Todos los casos deberán serán estudiados por el equipo sanitario. Pero como norma general, en los centros hospitalarios se están tomando las siguientes medidas: 

    • Si el bebé no tiene síntomas y la prueba es negativa en la madre, puede estar con ella y ser alimentado con lactancia materna. 
    • En madres con infección confirmada o sospechas, el recién nacido deberá ser ingresado aislado y separado de su madre. La duración de estas medidas deberá analizarse de forma individualizada, procurando que sea el menor tiempo posible. 

     ¿Podré dar el pecho a mi bebé? 

    Se recomienda mantener la lactancia materna desde el nacimiento siempre que las condiciones clínicas del bebé y su madre lo permitan.  

    No se ha encontrado la presencia de virus en la leche materna, por lo que el contagio no se produce a través de la misma. No obstante sí se puede contraer a través de las secreciones respiratorias y por el contacto, por eso existe controversia sobre este tema. 

    En general, las madres asintomáticas o con síntomas leves, podrán dar el pecho usando mascarilla y llevando una correcta higiene de manos. Por el contrario, a las madres con síntomas graves se recomienda la separación y el uso de lactancia diferida. 

    De igual forma es recomendable también que las madres infectadas dispongan de su propio extractor de leche y acudan al hospital con él  para facilitar su utilización única.

      Área de consulta



      Acepto la Política de privacidad

      Escribir un comentario